miércoles, 22 de febrero de 2012

44 escritores de la literatura universal

Título: 44 escritores de la literatura universal
Autor: Jesús Marchamalo
Editorial: Siruela
Descripción: 232 p.; 21x14 cm.
Colección: Las Tres Edades, 199
Precio: 18,90 euros
ISBN: 978-84-9841-328-1

Conocer la vida de los autores, sus más íntimas obsesiones, sus manías, sus preocupaciones, ayuda a los lectores a acercarse a su obra y, en muchos casos, a entenderla mejor. Estas 44 semblanzas de escritores universales, y sus retratos, nos harán ver hasta qué punto la manera de vivir de los escritores influye en su obra.

Las biografías de Jesús Marchamalo y los dibujos de Damián Flores, como en el libro 39 escritores y medio (Siruela, 2006), que dedicaron a autores españoles y latinoamericanos, nos acercan con originalidad e ironía a estos nombres imprescindibles de la literatura universal. (Siruela)

lunes, 20 de febrero de 2012

Exposición: Kati Horna 1912-2012 (Universidad de Salamanca)




La Universidad de Salamanca, en colaboración con la Filmoteca Regional de Castilla y León y el Centro de la Memoria, presenta la exposición “Kati Horna 1912-2012. Fotografías de las Guerra Civil española 1937-1938”, que podrá contemplarse hasta el próximo 1 de abril en el Patio de Escuelas Menores.

El acto de inauguración celebrado el pasado viernes contó con la asistencia de Cristina Pita, vicerrectora de Estudiantes e Inserción Profesional de la Universidad de Salamanca; José Ramón Alonso, director general de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León; Manuel Melgar, director del Centro de la Memoria Histórica; y Manuel Heras, director del Servicio de Actividades Culturales de la Universidad.

La muestra, “Kati Horna 1912-2012. Fotografías de la Guerra Civil española 1937-1938”, conmemora el centenario del nacimiento de la fotógrafa húngara, celebrado en el presente año 2012, para el cual se han seleccionado un total de 70 fotografías realizadas durante los primeros años del conflicto.

La exposición regresa de nuevo a la Universidad de Salamanca donde fue expuesta en el año 1992. Por este motivo, explicaba esta mañana Cristina Pita, “el objetivo de esta nueva exposición es acercar la fotografía a una nueva generación de estudiantes”. Además, la vicerrectora quiso destacar como la muestra “complementa a la exposición realizada el curso pasado sobre la fotografía de la Guerra Civil de Robert Kapa y Gerda Tardo”.

Las imágenes que aquí se muestran son una selección del conjunto de originales, contenido en la conocida “Caja de hojalata” que Kati Horna consiguió salvar después de la guerra. Un importante fondo fotográfico que fue adquirido por el Ministerio de Cultura en 1979, tras el ofrecimiento realizado por la propia fotógrafa.

La singularidad de la fotografía de Kati Horna reside en el “compromiso con el entorno captado, derivado de su militancia política”, explica Alberto Martín, del Servicio de Actividades Culturales, quien señala cómo la fotógrafa no se interesó por retratar los grandes acontecimientos bélicos: “al contrario que el resto de fotógrafos de guerra fue una fotógrafa humanista, no le interesó el sufrimiento”, añade Martín.

Kati Horna, nació en 1912 en Hungría y falleció en octubre de 2000 en México. Siendo joven aprendió las técnicas de la fotografía en Budapest, donde trabajaba en el taller de un prestigioso fotógrafo húngaro. En 1932 se trasladó a París donde completó su formación y realizó varios reportajes para la agencia francesa Agence Photo. En 1937 la Guerra Civil Española iba a convertirla casi en una leyenda, uniendo la fotografía y el compromiso político a favor de las libertades, junto a otras famosas fotógrafas que vinieron a trabajar a España en esa época como Gerda Taro o Tina Modotti.

Horna recibió de parte del gobierno Republicano la realización de trabajos que fueran útiles para tareas de propaganda. En Barcelona trabajó para organismos y publicaciones republicanas, sobre todo anarquistas como por ejemplo Mujeres Libres o Tierra y Libertad. Algunas de sus fotos sirvieron para hacer carteles de propaganda republicana. También fotografió la vida cotidiana en diferentes pueblos en este tiempo de guerra. Sus imágenes están llenas de emotividad.

(Fuente: Universidad de Salamanca)

sábado, 18 de febrero de 2012

"The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore" en los Óscar

El corto de animación The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore, ha sido nominado a los Óscar 2012 como uno de los cinco mejores cortometrajes de animación. Este trabajo ya ha ganado más de trece premios, entre los que se encuentran el de mejor película de animación en los festivales Austin Film Festival y Cinequest Film Fest.

martes, 14 de febrero de 2012

Oliver Goldsmith (Citas)


 BAÚL LIBRERÍA. Fabricado en 1923. Fotografía. P. Gries

"Los libros son compañeros dulces para el que sufre, y si no pueden llevarnos a gozar de la vida, al menos nos enseñan a soportarla"

Oliver Goldsmith

viernes, 10 de febrero de 2012

Cine: Su otra esposa

Título original: Desk Set
Director: Walter Lang
País: Estados Unidos
Año: 1957
Duración: 103 min.
Género: Comedia

En un importante canal de televisión se ha puesto en marcha un plan de informatización del servicio de documentación, cuya responsable es la señorita Bunny, una mujer eficaz que de forma manual es capaz de memorizar y obtener cualquier tipo de información que se le solicite. El encargado de modernizar el sistema es el ingeniero Richard Summer, un hombre de fuerte personalidad que infravalora el sistema antiguo de Bunny, resaltando los valores de las "nuevas tecnologías".

jueves, 9 de febrero de 2012

Los primeros libros de la BNE

"La Biblioteca Nacional Española, tiene unos 28 millones de documentos, pero ¿cuáles fueron los primeros? 

El 29 de diciembre de 1711, Felipe V de Borbón, aún embarcado en la Guerra de Sucesión española, daba el visto bueno a la creación de la Real Biblioteca. Le imaginamos poniendo su sello al plan que le presenta el Padre Robinet, confesor del rey y Bibliotecario Mayor. Pero… ¿con qué libros se creó?

Sabemos que la Real Biblioteca Pública se abrió al público (es un decir: abrió al reducido público varón, culto, ilustrado y noble de la Corte del rey; las mujeres no tuvieron permitido el acceso hasta 1837) el 1 de marzo de 1712. Sabemos que el presupuesto viene, según Real Orden de 14 de diciembre de 1715, de “dos maravedís sobre cada libra de tabaco de Aragón, Cataluña, Valencia y Castilla”. Lo cual nos remite a la forma más auténticamente española de recaudación estatal de maravedís.

Esta Biblioteca se nutrió de las colecciones que habían acumulado los reyes de la dinastía de Habsburgo. Algo más de 2 mil volúmenes, que se trasladaron al pasadizo del Real Alcázar donde se instaló la Biblioteca. A éstos se unieron unos 6 mil libros traídos de Francia por Felipe de Anjou (antes de ser coronado en 1701).

A partir de 1707 se adquieren algunas bibliotecas de nobles. El Conde de Aguilar dona la suya y se compra la de Luis Francisco de la Cerda, Ministro de Felipe V y Duque de Medinaceli. Pero sobre todo se incautan las bibliotecas privadas de los perdedores de la Guerra de Sucesión.

Los partidarios de Carlos, Archiduque de Austria, vieron cómo sus bibliotecas eran trasladas a Madrid y casi todos ellos terminaron sus días en el exilio, desposeídos de tierras y títulos, por lo que perder sus libros seguramente fue la menor de sus preocupaciones.

Entre ellos estaban Juan Francisco Pacheco, Duque de Uceda, que apoyó a Felipe hasta que decidió, con muy mala suerte, cambiar de bando en 1710; Juan Tomás Enríquez de Cabrera, Almirante de Castilla, exiliado en Viena; el Marqués de Mondéjar (propietario de 5.903 libros, entre ellos el Beato de Fernando I); el Duque de Terranova; y el arzobispo de Valencia, Folch de Cardona. La biblioteca de este último fue devuelta en parte al Convento de San Francisco, en Palencia, que decidió venderla a la Biblioteca Nacional de Viena, donde murió exiliado el arzobispo.

Con todos estos fondos, un inventario realizado en 1715 habla de 28.242 libros impresos, 1.282 manuscritos y 20.000 medallas. Los manuscritos sólo eran accesibles para el Rey y el Bibliotecario Mayor, que podían otorgar su permiso para que terceras personas accedieran a ellos.

Para hacerse cargo de estos documentos, la Biblioteca contaba con una amplia plantilla: un Bibliotecario Mayor y tres bibliotecarios subalternos. Cada uno de los tres recibía 30 pesos mensuales a cuenta de los libros duplicados que vendía la Biblioteca (hoy en día vivirían de las fotocopias). En la Real Cédula de 2 de enero de 1716 se amplía la plantilla a:

• Un Bibliotecario Mayor
• Cuatro bibliotecarios
• Dos escribientes 

• Un portero
• Un ayuda

Ese mismo año se confiscaron los libros de Francisco de Miranda y el propio Bibliotecario Mayor, Juan de Ferreras, vende su biblioteca personal a la Real Librería.

Y el 26 de julio de 1716 se establece el precedente del Depósito Legal, por el cual los fondos de la Biblioteca Nacional se incrementarían con una copia de todo libro publicado en España. A partir de ese momento los fondos van creciendo exponencialmente. El primer libro que entró en la biblioteca por este procedimiento fue la Theorica de la Pintura, de Antonio Palomino". 


Fuente

miércoles, 1 de febrero de 2012

El ejército de los saris rosas

Título: El ejército de los saris rosas
Autor: Sampat Pal
Editorial: Planeta
Descripción: 350 p.; 23x15 cm.
Precio: 7,95 euros
ISBN: 978-84-08-08657-4
 

Sampat Pal, una mujer de casta baja del norte de la India, se rebela contra su sociedad y se toma la justicia por su mano para poder ayudar a todos los que se encuentran en condiciones desfavorables, especialmente a las mujeres. Con este objetivo crea una banda llamada Gulabi Gang, el ejército de los saris rosas.   

Sampat Pal no debía haber ido a la escuela. En su aldea del norte de la India, ése era un privilegio reservado a los varones. Sin embargo, consiguió aprender a leer y a escribir y al ver la injusticia con la que eran tratados los pobres y las mujeres tanto por las castas superiores como por las autoridades del Estado, decidió decir «no» a la ley de los hombres. En lugar de cruzarse de brazos, organizó el ejército más extraordinario de la historia de la India. Un ejército de mujeres, vestidas con saris rosas y armadas con bastones, dispuestas a defender a los desamparados y a exigir justicia allí donde fuese necesario. Es el ejército de los saris rosas y ésta es la historia de su legendaria fundadora.
"Nací en una familia pobre, procedente de una de las castas más despreciadas, tampoco tengo estudios, soy exactamente una mujer como hay millones en la India. Mi marido me fue impuesto, y sufrí mi ambiente durante mucho tiempo: como muchas otras, hubiera podido convertirme en una víctima. Pero un día, dije no a la ley de los hombres. No fue fácil, pero he conseguido escoger mi vida."