domingo, 26 de septiembre de 2010

A un olmo seco

                                      
 

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.
No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.
Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas, 
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

                                                  
                                   Antonio Machado 
                                    Campos de Castilla (1912)


[Mayo de 1912, Soria. Estando gravemente enferma Leonor Izquierdo, mujer del poeta, éste escribe "A un olmo seco", inspirado seguramente en un olmo centenario afectado de grafiosis que estaba situado en el paseo de San Saturio. A través del poema, Machado establece un claro paralelismo con la delicada situación en la que se encuentra Leonor].

sábado, 18 de septiembre de 2010

Cine: El Baño del Papa

 
Título original: El Baño del Papa
Director: César Charlone; Enrique Fernández
País: Uruguay
Año: 2007
Duración: 90 min.
Género: Drama  

Uruguay, 1988. El Papa Juan Pablo II va a visitar Melo, una ciudad cercana a la frontera con Brasil. Se espera una gran afluencia de personas por lo que los habitantes, deciden instalar puestos de comida y bebida para aliviar sus maltrechas economías. Beto, un pequeño contrabandista decide construir una letrina delante de su casa y alquilarla a los visitantes.

Filme que muestra de manera realista cómo la pobreza de un pueblo, obliga a sus habitantes a agudizar el ingenio para sobrevivir en circunstancias adversas. Los protagonistas, personas sencillas y humildes, que apenas tienen cubiertas sus necesidades básicas, deben trabajar en condiciones muy duras para salir adelante, y luchar por su dignidad.

TRAILER de la película

jueves, 16 de septiembre de 2010

Divorcio en Buda

Título: Divorcio en Buda
Autor: Sándor Márai
Editorial: Salamandra
Descripción: 192 p.; 22x14 cm.
Colección: Narrativa
Precio: 14.50 euros
ISBN: 978-84-7888-704-0

Novela del escritor Sándor Márai, en la que retrata la decadencia de la burguesía húngara de principios de siglo XX. La acción transcurre en Buda (Hungría), durante el cambio de siglo, en un ambiente social burgués. El juez Kristóf Kömives revisa el expediente de divorcio del matrimonio Greiner formado por un antiguo compañero de estudios, y por una mujer a la que Kristóf había conocido antes de casarse, y cuya evocación le provoca una serie de sentimientos encontrados. 

El contexto histórico y social en el que se desenvuelve la historia, representa un mundo de entreguerras, donde la moralidad está regida por estrictas normas de convivencia. Sin embargo, la llegada del nuevo siglo empieza a trastocar los valores ancestrales y las tradiciones más arraigadas de las clases sociales acomodadas, dando paso a nuevos aires renovadores que hacen tambalear los cimientos de sus idílicas vidas.

"¿Cuál era su deber en la práctica, en la práctica cotidiana, libre de connotaciones poéticas? Aferrarse a todo lo existente, a la tradición devota, a la humilde simplicidad de las formas de la vida, a las normas de convivencia, aferrarse a todo lo que se puede ver y se puede probar, a lo real, al conjunto de sentimientos, voluntades y recuerdos, rechazar todo lo que supone duda y destrucción, el deseo basado en los instintos y en la irresponsabilidad de los individuos"

domingo, 12 de septiembre de 2010

La Elegancia del Erizo

Título: La elegancia del erizo
Autor: Muriel Barbery
Editorial: Seix Barral
Descripción: 368 p.; 23x14 cm.
Colección: Biblioteca Formentor
Precio: 19.50 euros
ISBN: 978-84-322-2821-6

Segunda novela de Muriel Barbery y Premio de las Librerías Francesas 2007. El argumento gira en torno a un edificio burgués de la calle Grenelle en París, donde su portera, Reneé, se oculta bajo una apariencia simple e insignificante afanándose en aparentar todos y cada uno de los estereotipos que se esperan de una portera convencional, aunque la realidad es muy distinta. 

En el mismo edificio vive Paloma, una niña de 12 años, inteligente y crítica con la sociedad a la que pertenece. La llegada de un nuevo inquilino al edificio, propiciará el acercamiento de las dos solitarias protagonistas, que ven cómo por primera vez son capaces de alcanzar la felicidad a través de la amistad y de las pequeñas cosas de la vida.

La obra supone una crítica a la sociedad, al aislamiento de los individuos, que nos son capaces de ver más allá de lo que establecen las barreras impuestas por los estratos sociales. En este sentido, los personajes aparecen aislados, solitarios, preocupados por las apariencias e incapaces de establecer relaciones con los demás.

"Vivir, alimentarse, reproducirse, llevar a cabo la tarea para la cual uno ha nacido y morir: no tiene ningún sentido, es cierto, pero así son las cosas. Qué arrogancia ésta de los hombres que piensan que pueden forzar la naturaleza, escapar a su destino de insignificancias biológicas... y qué ceguera tienen también con respecto a la crueldad o la violencia de sus propias maneras de vivir, de amar, de reproducirse y de hacer la guerra a sus semejantes...   
 
Yo en cambio pienso que sólo se puede hacer una cosa: dar con la tarea para la cual hemos nacido y llevarla a cabo como mejor podamos, con todas nuestras fuerzas, sin buscarle tres pies al gato y sin creer que nuestra naturaleza animal tiene algo de divino. Sólo así tendremos el sentimiento de estar haciendo algo constructivo en el momento en que venga a buscarnos la muerte. La libertad, la decisión, la voluntad, todo eso no son más que quimeras. Creemos que podemos hacer miel sin compartir el destino de las abejas; pero también nosotros no somos sino pobres abejas destinadas a llevar a cabo su tarea para después morir".

sábado, 11 de septiembre de 2010

Miguel de Unamuno (Fragmento)

Derechos reservados por jon.arregi

Leer, leer, leer, vivir la vida 
que otros soñaron.
Leer, leer el alma olvidada 
las cosas que pasaron.
Leer, leer, leer, ¿seré lectura
mañana también yo?
¿Seré mi creador, mi criatura,
seré lo que pasó?

Miguel de Unamuno

Hermann Hesse (Fragmento)



"Todos los libros del mundo no te dan felicidad pero te conducen en secreto hacia ti mismo. Allí encuentras todo lo que necesitas, el sol, las estrellas y la luna, pues la luz que tú buscas habita en ti mismo. La sabiduría que buscaste en las librerías reluce en cada página y ahora es tuya".

Hermann Hesse (Premio Nobel de Literatura 1946)

El país de las últimas cosas

Novela del escritor estadounidense Paul Auster, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2006. El país de las últimas cosas narra la historia de Anna Blume, una joven que emprende la búsqueda de su hermano William a través de un país en ruinas, donde todo lo que el ser humano había conocido en otras épocas, se derrumba y desaparece para siempre. En este país imaginario, la muerte reemplaza a la vida y se convierte en un objetivo para la mayoría de las personas, agotadas de vivir en un mundo que se desmorona a cada paso. En este contexto, surgen los más variados negocios relacionados con la muerte, como clínicas de eutanasia y clubes de suicidio, que se convierten en los medios de vida más fructíferos en esta sociedad. La miseria asedia a todos los habitantes, y la única manera de sobrevivir en estas circunstancias es mediante el robo, el asesinato o la basura. 

Auster, presenta aquí un relato alegórico y una fuerte crítica de la sociedad actual, donde no tienen cabida los sentimientos y el tiempo transcurre a velocidad de vértigo, tanto que es imposible seguir el ritmo y "lo que parece cierto en un momento determinado ya no lo es al siguiente". La sensación de irrealidad que desprende el relato, quizá no esté tan lejos de lo que constituye nuestra vida cotidiana, donde la primacía del individualismo y los intereses particulares conducen a una situación de no retorno, dentro de un mundo que agoniza y donde el hombre queda atrapado entre los muros que él mismo construyó.

"De día o de noche, se necesitaban luces para meterse en los archivos. Los libros estaban situados en una habitación central del edificio, y por ende no había ventanas en ninguna de las paredes. Como la luz eléctrica había sido cortada hacía mucho tiempo, no había otra opción más que llevarse una luz propia. Decían que en una época la Biblioteca Nacional albergaba más de un millón de volúmenes; este número ya se había reducido mucho cuando yo llegué allí, pero aún quedaban cientos de miles, un asombroso alud de palabras impresas. Algunos libros estaban colocados verticalmente en los estantes, otros yacían de forma caótica en el suelo, mientras unos cuantos más se apilaban en montones dispersos. Había reglas estrictas que prohibían sacar libros de la biblioteca, pero a pesar de ello muchos habían salido de contrabando y se vendían en el mercado negro. De cualquier modo, era discutible si la Biblioteca seguía siendo o no una biblioteca. El sistema de clasificación se había desorganizado por completo, y con tantos libros desaparecidos, era casi imposible encontrar el volumen que uno buscaba. Teniendo en cuenta que había siete pisos de archivos, el hecho de que un libro estuviera fuera de sitio era lo mismo que si hubiese dejado de existir; a pesar de que podía estar materialmente en algún lugar del edificio, nadie iba a volver a encontrarlo".


Título: El país de las últimas cosas
Autor: Paul Auster
Editorial: Anagrama
Descripción: 208 p.; 19x12 cm.
Colección: Compactos Anagrama, 94
Precio: 6.73 euros
ISBN: 978-84-339-2098-0

miércoles, 8 de septiembre de 2010

El curioso incidente del perro a medianoche


Novela del escritor británico Mark Haddon, que relata en primera persona la vida de Christopher Boone, un chico de 15 años que sufre Síndrome de Asperger y acude a un centro para alumnos con necesidades educativas especiales. Una noche, descubre el cadáver de Wellington, el perro de su vecina, que ha sido brutalmente asesinado, y decide investigar los hechos por su cuenta. A través del libro, descubrimos las dificultades con las que se encuentra el protagonista en su vida cotidiana y la forma en la que percibe e interpreta todo lo que le rodea. 

Premios recibidos: Libro del Año Withbread (2003); Premio para Escritores de la Commonwealth (2004); Mejor Primer Libro para Jóvenes Lectores (2005). 

"Y cuando miras al cielo sabes que estás viendo estrellas que están a cientos y miles de años luz. Y algunas de las estrellas ni siquiera existen ya porque su luz ha tardado tanto en llegar a nosotros que ya están muertas, o han explotado y han quedado reducidas a enanas rojas. Y eso te hace sentir muy pequeño, y si en tu vida tienes cosas difíciles es agradable pensar que son lo que se llama "insignificantes", es decir, que son tan pequeñas que no tienes que tenerlas en cuenta cuando haces un cálculo".         


Título: El curioso incidente del perro a medianoche
Autor: Mark Haddon
Editorial: Salamandra
Descripción: 272 p.; 22x14 cm.
Colección: Narrativa
Precio: 13.94 euros
ISBN: 978-84-7888-910-5

Historia de la Biblioteca Nacional

Vídeo documental elaborado a principios de los años noventa sobre la historia de la Biblioteca Nacional Española, desde su creación en 1712.

John Donne (Fragmentos)

"Nadie es una isla completo en sí mismo; cada hombre es un fragmento del continente, una parte del todo. Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, tanto si fuera un promontorio, como si fuera la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia: la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy unido a la humanidad. Por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas, doblan por ti."




"Toda la humanidad es un único libro de un solo autor; cuando un hombre muere, no se arranca un capítulo del libro, sino que se traduce a un lenguaje mejor; y todos los capítulos deberán ser traducidos de este modo. Dios emplea varios traductores: unos fragmentos son traducidos por los años; otros, por la enfermedad; otros, por la guerra; otros, por la justicia, pero la mano de Dios está presente en todas las traducciones, y su mano volverá a encuadernar nuestras hojas esparcidas para esa biblioteca en la que todos los libros estarán abiertos los unos para los otros."

martes, 7 de septiembre de 2010

Un árbol crece en Brooklyn

Novela de la escritora Betty Smith, sobre la infancia y adolescencia de Francie Nolan, hija de inmigrantes establecidos en Brooklyn durante la década de los años veinte. La lectura de libros en las escaleras de emergencia de su casa, se convierte para la protagonista en un refugio para salir adelante a pesar de las dificultades, del mismo modo que el árbol que le da sombra mientras lee, echa sus raíces y es capaz de crecer en el cemento. 

A continuación, un fragmento del libro, que sin duda representa el modelo de bibliotecaria recogido en el  "Decálogo del Buen Bibliotecario" de Eco, y que supone la antítesis de un buen código deontológico de los profesionales de la información:

- ¿Podría usted recomendarme un libro adecuado para una niña?
- ¿De qué edad?
-  De once años.
Todas las semanas Francie hacía la misma solicitud y cada vez la señorita formulaba esa misma pregunta. Un nombre escrito en una tarjeta no significaba nada para ella, y como nunca había mirado la cara de la chiquilla, no conocía a la pequeña que solicitaba un libro al día y dos el sábado. Cómo le habría gustado a Francie una sonrisa, un comentario amistoso. ¡La habrían hecho tan feliz! Pero la bibliotecaria tenía otras preocupaciones, y además odiaba a los niños.

Francie tembló de curiosidad mientras la mujer estiraba el brazo debajo del escritorio. Fue leyendo el título a medida que el libro aparecía lentamente: Si yo fuera rey, de McCarthy. ¡Maravilloso! La semana anterior le había tocado Beverly de Graustark, y el mismo dos semanas atrás. El libro de McCarthy se lo había llevado sólo dos veces. La bibliotecaria recomendaba siempre esos dos libros; quizá eran los únicos que conocía, o figuraban en alguna lista de libros recomendables, o bien los consideraba apropiados para una niña de once años.


Título: Un árbol crece en Brooklyn
Autor: Betty Smith
Editorial: Lumen
Descripción: 512 p.; 23x15 cm.
Colección: Narrativa
Precio: 21.06 euros
ISBN: 978-84-264-1678-0

Decálogo del Buen Bibliotecario


Derechos reservados por tvol
Irónico "Decálogo del Buen Bibliotecario", perteneciente al  escritor Umberto Eco, y leído durante su intervención en el Congreso de Bibliotecarios celebrado con motivo del 25º aniversario de la Biblioteca Sormani (Milán).
PREMISA: La finalidad de una biblioteca es custodiar los libros e impedir que resulten dañados. una manera eficaz de conseguir este resultado es imposibilitar que los lectores los toquen; la segunda, y más perfecta, es impedir que lleguen a conocer su existencia. Para ello cabe hacer lo siguiente: complicar al máximo los catálogos.

1. Separar premeditadamente los catálogos de autores de los de materias y revistas, disponiéndolos incluso en salas diferentes. Si es posible puede tenerse, por cada catálogo, uno distinto para las adquisiciones anteriores (hasta 1960). Las adquisiciones posteriores se tendrán en una lista aparte, absolutamente inaccesible. La grafía y redacción de los nombres de los autores han de variar de catálogo en catálogo. Por ejemplo "Chzikovskij" en el moderno y "Tschaikowsky" en el antiguo. El alfabético de materias debe estar redactado según decisión propia del bibliotecario, siguiendo sus peculiares intereses privados. Se debe prohibir que los editores sugieran en la contraportada una relación de los encabezamientos de materia bajo los que el libro debiera ser clasificado.

2. La signatura debe ser totalmente intranscribible y con muchas siglas, algunas de las cuales deben parecer irrelevantes. Procurar que la papeleta de petición esté redactada de forma imperfecta, de modo que le pueda ser devuelta al lector, obligándole a rehacerla de nuevo.

3. El tiempo transcurrido entre la petición y la recepción del libro debe ser muy largo. Las papeletas deben introducirse en una especie de rueda de la fortuna y desaparecer por los subterráneos. Allí serán atendidas de manera arbitraria por subalternos minusválidos. Sería de agradecer alguna extremidad artificial o, mejor, una manga sujeta con un imperdible a la espalda. El subalterno ideal es el que lleva un solo libro en cada viaje. En cualquier caso, es necesario que este subalterno sea completamente incapaz, de modo que al subirse a las escaleras para alcanzar las estanterías más altas consiga precipitar trágicamente decenas de libros al suelo.

4. Nunca se ha de prestar más de un libro. No debe permitirse que el lector entre en la biblioteca con un libro propio para compararlo con el prestado por la biblioteca. Toda comparación es siempre odiosa. Actuar de modo que los libros solicitados no lleguen jamás a ser llevados a la sala de lectura.

5. Esforzarse por conseguir una ausencia total de fotocopiadoras. Si ya hubiese, que sean pocas, preferentemente, sólo una, no utilizable por el lector, que se fotocopien pocas páginas, a precio muy caro, después de una larga cola y entregando las fotocopias al día siguiente.

6. El préstamo de los libros para fuera de la biblioteca debe variarse sistemáticamente de modo que frustre cualquier intento. Conseguir que el préstamo interbibliotecario sea utópico. Impedir que el lector llegue a tener el más mínimo conocimiento de los catálogos de otras bibliotecas.
7. Los horarios de apertura deben coincidir completamente con los horarios laborales (para conseguirlo, hablar con los sindicatos); sobre todo merece la pena conseguir que las bibliotecas estén cerradas a la hora de comer, por la noche, los sábados y las fiestas de guardar. Hacer lo posible para que, en su tiempo libre, el usuario no se canse leyendo y se dedique al deporte. No debe ser posible que el lector pueda reconfortarse con un pequeño refresco en el interior de la biblioteca: el que quiera un café debe salir y al salir devolver todos los libros prestados, de manera que al regresar tenga que repetir todo el proceso de petición.

8. No debe ser posible encontrarse el mismo libro al día siguiente. Ha de ser imposible saber quién lo tiene prestado en ese momento.

NORMA DORADA: El lector no debe tener acceso, bajo ningún concepto, a las estanterías.

NORMA ADICIONAL: El objetivo primordial es conseguir que la biblioteca permanezca completamente cerrada la mayor parte del año por orden gubernativa.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Las Cenizas de Ángela

Título: Las cenizas de Ángela
Autor: Frank McCourt
Editorial: Maeva
Descripción: 400 p.; 24x16 cm.
Precio: 18.75 euros
ISBN: 978-84-86478-69-8
 
Memorias del autor Frank McCourt, en las que narra su infancia, primero en Brooklyn y después en Limerick (Irlanda), donde la familia vive sumida en la más absoluta pobreza. La narración se desarrolla desde la mirada inocente de un niño, debido a lo cual, se suaviza el relato de todas las miserias y penurias a las que deben hacer frente.
Publicado en 1996, obtuvo el Premio Pulitzer en 1997, y fue adaptado al cine en 1999, en una película con el mismo título.

Cuando llegas a casa, nunca sabes si te vas a encontrar a mamá sentada junto al fuego charlando con una mujer y un niño desconocidos. Siempre son una mujer y un niño. Mamá se los encuentra vagando por las calles, y si le preguntan: "¿Podría darnos algo de comer, señora?", a ella se le parte el corazón. Nunca tiene dinero, de modo que los invita a casa a tomar té y un poco de pan frito, y si hace mala noche les deja dormir cerca del fuego, en un rincón, sobre un montón de trapos. El pan que les da nos lo dejamos de comer nosotros, y si nos quejamos dice que siempre hay quien está peor que uno y que seguro que podemos permitirnos dar un poco de lo que tenemos.

After Dark

 
Título: After Dark
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Tusquets
Descripción: 256 p.; 21x14 cm.
Colección: Andanzas, 670
Precio: 16.35 euros
ISBN: 978-84-8383-101-4

Novela del escritor japonés Haruki Murakami, de lectura sencilla y ligera, cuya trama se centra en diferentes personajes solitarios, que pueblan la noche de Tokio. El lector, asiste como observador minucioso a las escenas que se suceden a lo largo del lento transcurrir de las horas.

"La medianoche se acerca y, una vez superado el momento de máxima actividad, el metabolismo basal sigue, sin flaquear, a fin de mantener el cuerpo con vida. Suyo es el zumbido que emite la ciudad en un bajo sostenido. Un zumbido sin vicisitudes, monótono, aunque lleno de presentimientos".

domingo, 5 de septiembre de 2010

Farenhait 451 (Fragmento)



"No podemos determinar el momento concreto en que nace la amistad. Como al llenar un recipiente gota a gota, hay una gota final que lo hace desbordarse, del mismo modo, en una serie de gentilezas hay una final que acelera los latidos del corazón".
                                               Ray Bradbury

La carta en el camino (Fragmento)

Y cuando la soledad quiera que cambies
la sortija en que está mi nombre escrito,
dile a la soledad que hable conmigo,
[...] y que allí donde estoy,
bajo la lluvia o bajo
el fuego,
amor mío, te espero,
te espero en el desierto más duro
y junto al limonero florecido:
en todas partes donde esté la vida,
donde la primavera está naciendo,
amor mío, te espero.


                                                                           Pablo Neruda